Aviso de cookies

rafaelmoneo.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística sobre tus hábitos de navegación. Al consentir, aceptas estos usos, si bien podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Aviso legal

AMPLIACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE MURCIA

< ll >

AMPLIACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE MURCIA
Murcia, España

1991-1998

  • El historiador del arte Antonio Bonet sugirió el nombre del arquitecto Rafael Moneo al Ayuntamiento de Murcia para resolver el complicado solar mediante el que iba a poder ampliarse la institución y hacer que la misma estuviese presente en el más notable espacio público de la ciudad, la plaza del Cardenal Belluga. Recientes todavía los excesos del posmodernismo de los años 80, el edificio de la plaza del Cardenal Belluga era una buena ocasión para comprobar que la discusión acerca de las preesistenze ambientali no había llegado a conclusiones definitivas con respecto a cómo construir en la ciudad histórica. Que cuando se trata de actuar en la ciudad histórica no hay norma a la que servir ni cánones estrictos que respetar. Como alternativa, el proyecto del Cardenal Belluga iba a reconocer lo singular, lo específico. Algo que lleva a decir que hay que escuchar lo que sugiere el lugar y atender a nuestro instinto arquitectónico para poder transformar lo que son nebulosos deseos formales en edificios concretos, haciendo uso del conocimiento disciplinar. En la plaza del Cardenal Belluga se encuentran la fachada monumental de la Catedral que proyectó el arquitecto Jaime Bort en 1754, el Palacio del Cardenal Belluga, en el que intervino el arquitecto Baltasar Canestro entre 1765 y 1768, y toda una serie de viviendas construidas por la burguesía local a principios del siglo XX. El solar sobre el que actuar, resultado de un derribo entre las calles Frenería y San Patricio, debía llenar este vacío ayudando a que la plaza recuperase su condición de tal. Y así, una vez reconocida la importancia de las alineaciones y establecido un orden de dimensiones que no produjese sobresalto en la plaza, la arquitectura del edificio se configura como una alternativa al gigantesco retablo barroco de la fachada de la Catedral. El Ayuntamiento iba a dar réplica al retablo catedralicio sin competir con los órdenes clásicos, desplegando en el plano vertical una estructura de pilastras que acepta el sistema horizontal de los forjados y establece la relación entre las mismas aleatoriamente, subrayando sus aristas verticales. A destacar cómo la piedra de la fachada contrasta con el basalto del pavimento de la plaza, que se definió modificando substancialmente su perfil, dibujando éste una superficie cóncava. La plaza así, como un conjunto de edificios singulares –la Catedral, el Palacio, el Ayuntamiento– que configuran un espacio que no pierde tensión en las viviendas burguesas de principio de siglo XX. El proyecto de Murcia pretende mostrar que el respeto a lo existente no es óbice para la arquitectura en libertad.

  • SITUACIÓN:

    Plaza del Cardenal Belluga, Murcia. España

  • PROPIEDAD:

    Ayuntamiento de Murcia

  • PROGRAMA:

    Oficinas

  • ARQUITECTO:

    Rafael Moneo

  • EQUIPO:

    Arquitectos de Proyecto:
    Javier Revillo
    Michael Bischoff
    Belén Hermida
    Valeria Koukoutsi

    Arquitectos de Proyecto de ejecución:
    Belén Hermida
    Francisco González Peiró

    Dirección de obra:
    Rafael Moneo (Arquitecto)
    Enrique Carbonell (Arquitecto)
    Fernando Iznaola (Arquitecto)
    Francisco González Peiró (Aparejador)
    Carlos Marín (Aparejador)

  • COLABORADORES:

    Estructura: Mariano Moneo
    Instalaciones: JG Asociados
    Mobilario: Rafael Moneo
    Maquetistas: Juan de Dios Hernández y Jesús Rey

  • CONSTRUCTORA:

    Dragados (Comylsa) Edificio
    A.C.S. (Urbanización Plaza del Cardenal Belluga)

  • PRESUPUESTO:

    3.005.060 €

  • SUPERFICIE:

    3.000 m2

  • FECHA:

    Edificio
    Encargo: 1991
    Inicio de obra: 1995
    Final de obra: 1998

    Urbanización del entorno de la Catedral de Murcia en la Plaza del Cardenal Belluga
    Final de obra: 1999

  • FOTOGRAFÍA:

    © Michael Moran/OTTO